MWCB_Barcelona es una ciudad líder en el uso de Internet pero con diferencias según los niveles de renta y de educación

• Casi nueve de cada diez barceloneses se conectan a internet diariamente

• El 84% de barceloneses dispone de Internet en su domicilio pese a que en el barrio de Les Corts esta cifra llega al 96% de los hogares y en el barrio de Torre Baró únicamente están conectadas un 62%

• El nivel de renta de los Barrios actúa como brecha digital, que se agrava cuando se combina con factores como la ocupación y el nivel de educación

• El barrio Gótico destaca por el uso social de la red por encima del resto de barrios, mientras que Vila Olímpica lo hace para usos transaccionales y administrativos, el Raval para la búsqueda de Trabajo a través de Internet y la Villa de Gracia para usos administrativos vinculados a la economía colaborativa

• Los ciudadanos se encuentran por encima de la media europea, española y catalana en cuanto a conectividad, frecuencia y uso de internet

• Barcelona aporta sus datos y una metodología con el objetivo que las ciudades, y no solo países o regiones, puedan evaluar el acceso y los usos de internet de sus ciudadanos

Barcelona, 18 de febrero de 2016.- La Mobile World Capital Barcelona (MWCB) ha presentado hoy el informe “La brecha digital en la ciudad de Barcelona”. El objetivo de este estudio, encargado por el Ayuntamiento de Barcelona, es conocer los niveles de acceso y uso de los ciudadanos y ciudadanas de los barrios de Barcelona a Internet. Este documento sirve como diagnóstico e identifica los colectivos más vulnerables a quedarse atrás en la revolución digital.

Medir la brecha digital en las ciudades era una necesidad, y Barcelona ofrece este estudio, sus datos y una metodología con el objetivo que las ciudades, y no sólo los países o regiones, puedan evaluar y mejorar el acceso y el uso de Internet de sus ciudadanos.

El estado del fenómeno digital entre los ciudadanos de Barcelona

Los ciudadanos de Barcelona son ciudadanos altamente conectados a Internet. Un 90% de los barceloneses ha navegado a través de la red en los últimos tres meses, y mas del 85% se conecta a Internet diariamente. El fenómeno digital ha logrado un alto grado de transversalidad entre los ciudadanos d de Barcelona, hecho que sitúa la ciudad al nivel de países europeos con más uso de Internet por parte de su ciudadanía.

El 84% de los barceloneses dispone de Internet y banda ancha en su domicilio y un 76% accede a la red desde el smartphone

El uso generalizado de Internet por parte de la población de Barcelona queda reflejado en que dos de cada tres ciudadanos responden a un perfil digital intermedio o avanzado. Esto significa que utilizan un mínimo de dos dispositivos para conectarse y han realizado como mínimo cuatro actividades a través de la red en los últimos tres meses. De forma muy mayoritaria utilizan el móvil, y lo hacen, sobretodo para usar el correo electrónico, leer información de actualidad y participar en las redes sociales.

Entre las personas que no se conectan a Internet, los principales motivos por no hacerlo son de carácter económico y de falta de necesidad.

Las variables que determinan la brecha digital entre los ciudadanos de Barcelona  

La edad es una brecha digital importante, sobretodo, a partir de los 64 años. Las generaciones más jóvenes son las más conectadas y las más multi-dispositvo, pero no sólo los millennials sino también la generación posterior hacen un uso masivo de Internet. Hasta los 64 años, al menos siete de cada diez barceloneses dispone de teléfono, móvil inteligente con Internet. Pese a esto, dos tercios de las personas entre 65 y 74 años tiene conexión a Internet en su hogar y prácticamente la mitad dispone de Smartphone con Internet. A jóvenes y gente mayor, los diferencian los intereses y necesidades vitales en el momento de usar Internet.

La transversalidad en la adopción de Internet en la ciudad e Barcelona se observa en el género. Ser hombre o mujer no determina el acceso y uso de la red (un 77% de hombres y mujeres tienen Smartphone en Internet). Donde se observan ciertas diferencias es en los usos: las mujeres realizan más actividades en la red relacionadas con la salud, mientras que los hombres llevan a cabo actividades más comerciales. De este modo, la brecha de género de acceso y uso de Internet no existe en la ciudad de Barcelona, posicionándose en la línea de los países nórdicos europeos.

La ocupación sí que provoca más desigualdades en el fenómeno digital. Los estudiantes y ocupados son los perfiles más conectados a Internet (alrededor de nueve de cada diez tienen Internet en el móvil), mientras que las personas que se dedican a tareas del hogar y los jubilados los que menos (uno de cada dos jubilados dispone de Internet en el teléfono móvil). Como en el caso de la edad, los usos de Internet son muy dispares entre los colectivos: los estudiantes lideran los usos sociales de la red, los ocupados los usos administrativos, los parados la búsqueda de trabajo y los jubilados los usos relacionados con la salud.

El nivel educativo es una variable que también provoca brecha digital, sobretodo en el segmento con menos estudios. Nueve de cada diez personas con un nivel educativo alto o medio accede diariamente a la red, mientras que únicamente seis de cada diez con un nivel educativo bajo se conecta a Internet a diario. La brecha educativa también se manifiesta en los usos de la red: las personas con pocos estudios tienen menos contacto con la administración y los bancos a través de la red que las personas tienen un nivel educativo alto o medio.

La nacionalidad no es determinante para el acceso y uso de Internet. Las personas extranjeras se conectan menos a Internet a través del hogar y el teléfono móvil que las de nacionalidad española, ahora bien, los extranjeros buscan formas alternativas para conectarse a Internet. También son más activos que las personas de nacionalidad española en usos sociales de la red como realizar llamadas por Skype o buscar trabajo, mientras que las personas de nacionalidad española piden cita al médico o usan el correo electrónico en mayor proporción.

Pese a la elevada penetración y adopción de Internet por parte de los ciudadanos de Barcelona, su lugar de residencia configura desigualdades importantes.

Mientras que en Les Corts un 96% de los hogares se encuentran conectados a Internet, en Torre Baró solo un 62% tienen acceso. También se observan diferencias notables entre grandes barrios en el uso de dispositivos y en ciertos usos de Internet (un 70% de la población de Pedralbes compra por Internet, ante solo un 30% de la población de Torre Baró).

El nivel de renta de los barrios explica la desigual adopción de Internet entre los ciudadanos

El perfil digital intermedio es el más común de la ciudad de Barcelona. Solo en los barrios de renta alta se rompe esta tónica: en estos barrios el perfil mayoritario es el avanzado (casi uno de cada dos ciudadanos cumplen este perfil).

En los demás barrios, el perfil mayoritario es el intermedio: alrededor de uno de cada tres barceloneses de estos barrios tiene este tipo de perfil.

Los barrios con un nivel de renta más bajo son los que concentran los perfiles menos digitalizados: el básico, el esporádico y aquellas personas que no se conectan nunca a Internet.

La transversalidad del fenómeno digital en Barcelona se demuestra con el hecho que no existen diferencias demasiado importantes respecto al acceso a Internet entre barrios según el nivel de renta: el 79% de los barceloneses residentes en barrios de renta baja disponen de teléfono inteligente con acceso a la red, ante un 91% de los que viven en barrios de renta alta. En cambio, en determinados usos de Internet sí que aparecen diferencias remarcables: en los barrios de renta alta realizan un consumo de noticias de actualidad a Internet, gestiones bancarias y compran por Internet de forma bastante más elevada que las personas residentes en barrios de renta baja.

La adopción del fenómeno digital por parte de ciudadanos de barrios según el nivel de renta permite extraer conclusiones significativas cuando introducimos las variables de género, de edad, de nivel educativo y de ocupación.

La brecha digital aparece con fuerza en los barrios de renta baja si el ciudadano es mujer, tiene entre 65 y 74 años, un nivel educativo bajo, se dedica a tareas del hogar y es parado.

Ser hombre o mujer no presenta diferencias importantes en los distintos barrios según el nivel de renta, pero los hombres realizan más actividades como consultar el correo electrónico o leer noticias de actualidad en los barrios con un nivel de renta bajo.

Tener entre 65 y 74 años en los barrios de renta baja significa no tener Internet en el hogar (un 53%) en una proporción que casi doblan las personas de la misma edad en barrios de renta alta (un 88%). La brecha de edad también se da en los usos de Internet en los barrios con un nivel de renta baja: un 24% de las personas entre 65 y 74 años realizan gestiones bancarias por un 57% en los barrios de renta alta.

Per su lado, el nivel educativa es una brecha digital importante en todos los barrios, menos en los de renta alta. Se observan diferencias importantes según el nivel educativo tanto en el acceso como en el uso de Internet en todos los barrios, pero es en los barrios de renta alta dónde estas diferencias son menores (por ejemplo en los barrios de renta baja un 94% de las personas con un alto nivel educativo tienen el hogar conectado a Internet por un 60% de los que tienen un nivel educativo bajo. En los barrios de renta alta un 83% de las personas con un nivel de estudios menor dispone de Internet en casa, por un 95% los que tienen un nivel educativo alto).

Finalmente, la ocupación también demuestra ser una brecha digital importante en los barrios con un nivel de renta bajo. La brecha digital se manifiesta, sobretodo, entre los parados, personas que se dedican a tareas del hogar y jubilados; perfiles menos digitalizados en los barrios de renta baja. En cambio, estudiantes y ocupados muestran un nivel de digitalización alto independientemente de la renta del barrio.

Mobile World Capital Barcelona

Mobile World Capital Barcelona impulsa la transformación móvil y digital de la sociedad, ayudando a mejorar la vida de las personas a nivel global.
Con el apoyo de instituciones públicas y privadas de Barcelona, Catalunya y España, MWCapital trabaja en tres áreas: capacitación digital de nuevas generaciones, profesionales y ciudadanos; transformación digital de industrias y servicios, y aceleración de la innovación digital a través del emprendimiento.
Los programas mSchools, mHealth, mLiving y mVenturesBcn están transformando los sistemas educativo y de salud, la industria y la economía.
MWCapital acoge el Mobile World Congress y promueve 4YFN, plataforma de negocios para la comunidad de startups.
http://www.mobileworldcapital.com

Para más información:

Tatiana Viladomat – MWCB
tviladomat@mobileworldcapital.com
+34 663 700 314

Enric Blanch – Román y Asociados
e.blanch@romanyasociados.es
+34 93 414 23 40 / +34 646 239 326

(316 Posts)