Más de la mitad de los profesionales espera mejorar profesionalmente en 2017

  • El 56% de los ocupados en España espera mejorar profesionalmente el próximo año, seis puntos porcentuales menos que la cifra registrada en el mismo período de 2015
  • Los profesionales con estudios universitarios son los que registran mayor optimismo en este sentido (63%), seguidos de los que han cursado educación primaria o secundaria (46%)
  • España registra una tasa similar a la media europea y se sitúa por encima de países como Reino Unido (54%), Dinamarca (40%), Noruega o Suecia (36%)

Madrid, 12 de diciembre de 2016.- Randstad, la empresa líder de Recursos Humanos en España, ha elaborado un informe en el que analiza la tasa de ocupados en España que esperan mejorar profesionalmente en 2017. Para ello, ha analizado la oleada trimestral del estudio Randstad Workmonitor elaborada tras la realización de más de 13.500 encuestas a profesionales ocupados de 34 países.

Randstad destaca que más de la mitad de los ocupados, en concreto el 56%, espera mejorar profesionalmente respecto a la posición que ocupa actualmente. Esta cifra, sin embargo, supone un descenso de seis puntos porcentuales en relación al mismo periodo de 2015. Con respecto al trimestre anterior, la tasa de trabajadores con vistas a promocionar desciende un 5%.

 

Randstad también analiza la tasa de profesionales centrados en obtener una promoción en función del nivel de estudios. El informe revela que el 63% de los ocupados con estudios superiores confía en conseguir un ascenso laboral en 2017. Las expectativas de mejora laboral se reducen a medida que desciende el nivel de estudios. De esta forma, el 46% de los trabajadores que han cursado primaria o secundaria espera promocionar el año próximo.

Esta situación se repite durante toda la serie histórica analizada, de tal forma que a mayor nivel formativo, mayor es el optimismo ante un posible ascenso profesional. La diferencia entre los ocupados con estudios primarios y secundarios y aquellos que tienen algún título universitario ha aumentado durante los tres últimos años. Actualmente esa diferencia se sitúa en 17 puntos porcentuales.

La edad es otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de analizar el optimismo laboral. El informe de Randstad pone de manifiesto que los menores de 45 años son los españoles que registran mayor optimismo por mejorar su situación laboral (69%), si bien reflejan un descenso de cinco puntos porcentuales respecto al mismo período del año anterior.

En el lado contrario, esta cifra desciende hasta el 36% si se analiza la intención de promocionar profesionalmente de los mayores de 45 años. Este índice ha disminuido seis puntos porcentuales en el último año.

El optimismo por ascender en España se sitúa al nivel de la media europea

Otro de los aspectos que analiza Randstad Workmonitor es el porcentaje de profesionales centrados en mejorar su actual puesto de trabajo según el país de residencia. En esta línea, España registra una tasa de optimismo al mismo nivel que la media europea (56%) y superior a la de otros países como Reino Unido (54%), Países Bajos (51%), Dinamarca (40%), Noruega o Suecia (36%).

 

Por encima de España se sitúan algunos países de Europa como Francia (67%), Alemania (66%) o Portugal (62%). En la cima de ranking se encuentra Italia, donde el 78% de los profesionales espera conseguir un ascenso el próximo año.

Cómo promover una mejora profesional

En cuanto a las principales virtudes que las empresas reconocen a la hora de promocionar a un trabajador o a otro, Randstad reconoce cinco puntos fundamentales:

  • Conocimiento. La formación continua, como una herramienta de reciclaje, es imprescindible para aquellos candidatos que quieren llegar a lo más alto en su carrera profesional. No sólo en su área de conocimiento, sino en aquellas materias o “habilidades blandas” que le ayuden a dirigir con éxito equipos.
  • Experiencia. No sólo la formación es una herramienta válida para comprobar la cualificación de un trabajador, sino su bagaje profesional en un determinado puesto o sector.
  • Compromiso. Un trabajador comprometido y alineado con la estrategia de la compañía es mejor valorado que otro.
  • Capacidad de trabajo. Las conocidas como skills, “habilidades puras” del candidato, son básicas para su ascenso profesional.
  • Se trata de un factor cada vez más importante para optar a un posible cambio en el empleo o para superar con éxito un proceso de selección. Esta actitud debe ir acompañada de valores como la perseverancia, la coherencia y automotivación, así como una gran capacidad para tomar decisiones.

Por último, otro punto a tener en cuenta es que es el profesional quien debe ponerse unos retos y visionar siempre algo mejor. Cuanto más alto sea el puesto que se ocupe, tendrá cada vez más importancia una visión estratégica y global.

(960 Posts)