Manglares para reducir las emisiones de CO2: así es como BizAway celebra el día de la Tierra

  •  BizAway anuncia una iniciativa para favorecer la sostenibilidad: colaborará con Eden Reforestation Projects, organización sin ánimo de lucro que planta manglares para contribuir a la reducción de las emisiones de CO2
  • BizAway se convierte en la primera empresa que adapta su plataforma tecnológica para involucrar de forma activa y automática a sus clientes en este compromiso con el medio ambiente: añadiendo 10 céntimos a la compra de un viaje, pueden plantar un manglar
  • Durante su vida, un árbol de manglar puede absorber unos 308 kg de emisiones de CO2 lo que equivale a tres vuelos de ida Venecia – Barcelona, realizados por un solo pasajero

Barcelona, 22 de abril de 2020.- BizAway celebra el día de la Tierra con el anuncio de una iniciativa con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en los viajes corporativos. “Estamos orgullosos de poder hacer una contribución real a la reducción del impacto ambiental que inevitablemente conllevan los viajes de negocios” – explica Luca Carlucci, CEO de BizAway – “Desde el año pasado, hemos notado que muchos de nuestros clientes están tan interesados en el tema medioambiental como nosotros; muchos de ellos incluso incluyen políticas de viajes con el menor impacto de emisiones posible. Por este motivo, hemos apostado por colaborar en un proyecto serio y tangible como el de Eden Reforestation Projects, que con sus plantaciones de manglares pueden reducir eficazmente las emisiones de carbono”.

BizAway: la primera plataforma que automatiza la contribución medioambiental

Queremos ofrecer a nuestros clientes una forma fácil de contribuir activamente, con donaciones mínimas, al bienestar de nuestro planeta para seguir viajando” – afirma Carlucci. Y para ello, ponen a disposición de la ONG el alma tecnológica de BizAway: “hemos creado un elemento ad hoc en nuestra plataformacontinúa Carlucci – para involucrar y concienciar a los clientes sobre la posibilidad de compensar las emisiones causadas por sus viajes de forma automática y segura. Concretamente, durante la fase de facturación, el viajero tendrá la oportunidad de donar a Eden la compensación monetaria de las emisiones de CO2  producidas por el viaje que está reservando”.

De esta manera, BizAway se ha convertido en la primera plataforma que ha automatizado la compensación directa de las emisiones de dióxido de carbono que resultan de la plantación de árboles. En base a la calculadora de emisiones de carbono de la OACI (Organización de la Aviación Civil Internacional), un vuelo de ida Venecia – Barcelona de un pasajero emite 100,1 kg de CO2, que puede ser compensado con una donación de 0,04 euros. BizAway ha adaptado su plataforma para que se pueda plantar un manglar por cada 0,10 euros donados a Eden Reforestation Projects por los clientes. Para hacerlo más efectivo, el mecanismo de compensación se aplica no sólo a los vuelos, sino también a otros verticales que pueden gestionarse a través de BizAway e incluyen las estancias en hoteles, alquiler de coches y las estancias en hoteles, según algoritmos de cálculo de emisiones dedicados.

Una pequeña donación que puede marcar la diferencia: “todos somos responsables del bienestar de nuestro planeta y BizAway también quiere hacer su parte” – comenta Carlucci. “De esta forma, aumentamos nuestro compromiso con el medio ambiente, involucramos a nuestros clientes en el proceso y contribuimos a un impacto social positivo, liderando una mejora colectiva” – concluye el CEO de la plataforma.

Eden Reforestation Projects

Eden Reforestation Projects es una organización sin ánimo de lucro comprometida en la lucha contra la pobreza y la contaminación mediante el cultivo de manglares en grandes zonas devastadas por la deforestación en Etiopía, Madagascar, Nepal, Haití, Indonesia, Mozambique y Kenia. El manglar es un árbol extremadamente valioso para el planeta, siendo capaz de absorber de 2 a 4 veces más emisiones de CO2   que otras especies tropicales. En particular, es capaz de eliminar más de 308 kg de CO2 de la atmósfera durante su vida (una media de 25 años), cifra calculada en un promedio de 12,3 kg por año y por árbol.

El enfoque holístico de Eden garantiza además que la iniciativa beneficie no sólo al medio ambiente, sino también a la población local, que participa activamente tanto en el cultivo como en la gestión de las plantaciones. De este modo, los aldeanos pueden obtener un ingreso justo y estable para mantenerse a sí mismos y a sus familias, enviar a sus hijos a la escuela, comprar comida y acceder a la atención médica. Estas pequeñas comunidades rurales, libres de la deuda y la esclavitud, finalmente logran restaurar su economía.

Desde 2004, cuando comenzó la reforestación, Eden ha plantado más de 250 millones de árboles y para 2025 se propone plantar al menos 500 millones al año (con un impacto significativo en la tasa de empleo local), un objetivo cuyo logro cuenta con el apoyo del alma tecnológica de BizAway.

 

Vídeo: youtu.be/sjVGMxMsHH0

(366 Posts)