EY_Barcelona, octava ciudad europea más atractiva para invertir en 2015

Informe EY European Attractiveness Survey  

  • Madrid se sitúa por detrás, en la décima posición de un ránking encabezado por Londres, París y Berlín
  • Los proyectos de capital extranjero crecieron un 27% el pasado año en Catalunya
  • Catalunya es la zona analizada que ha sido capaz de crear más empleo más de 7.000 nuevos puestos de trabajo a partir de esas inversiones
  • Catalunya concentró en 2014 casi la mitad de los proyectos de inversión internacional directa en España
  • España fue el año pasado el cuarto país europeo por número de proyectos de inversión extranjera directa (232); Madrid y Catalunya aportaron el 71%

Barcelona vuelve a situarse como uno de los destinos más atractivos para la inversión extranjera. Según el estudio EY European Attractiveness Survey: Comeback Time, la capital catalana ha captado suficientes proyectos empresariales internacionales para revalidar su pertenencia al grupo de los diez mejores destinos europeos para invertir.

Catalunya cerró 2014 con 108 proyectos de inversión extranjera directa, lo que supuso un incremento del 27% respecto al año anterior y permitió la creación de algo más de 7.089 nuevos puestos de trabajo. Curiosamente, ninguna de las grandes capitales europeas que adelantan a Barcelona en el ranking (Londres, París, Berlín, Frankfurt, Amsterdam, Bruselas y Múnich) fue capaz de convertir las inversiones extranjeras recibidas en tantos empleos: la que más se acercó fue Londres, con 3.470.

Catalunya concentró en 2014 casi la mitad de los proyectos de inversión internacional directa en España (el 46,5%), mientras que Madrid atrajo el  24,5%.

El impulso de la inversión extranjera llevó a España a ocupar la cuarta posición por número de proyectos a nivel europeo, sólo superada por Reino Unido, Alemania y Francia, aunque cedió posiciones hasta la séptima plaza en cuanto a creación de empleo.

El origen del capital que llegó a España procedió principalmente de Estados Unidos, con 57 de los 232 proyectos realizados en nuestro país, seguido de Alemania (38) y Francia (20). Japón y Reino Unido ocuparon la cuarta y quinta posición.

El interés de los inversores extranjeros por España fue patente especialmente en tres áreas: servicios financieros (96 proyectos), el negocio manufacturero (89) y los transportes (35). No obstante, la recuperación de los datos macroeconómicos españoles también animó a que entrara inversión del exterior a otros negocios              -algunos de ellos muy vinculados con el ciclo económico- como el retail (9 proyectos), la construcción (1), la educación y la salud (1), así como el entretenimiento (1).

El interés por Europa aumentará en estos tres años       
El nuevo contexto económico augura una época de esplendor en Europa. El estudio revela que el 59% de los inversores encuestados cree que el atractivo de Europa seguirá aumentando en los próximos tres años. La mitad de los participantes señaló, de hecho, a Europa Occidental como el destino más atractivo para la inversión extranjera directa, frente al 45% de 2014 o el 33% de 2008.

“El Viejo Continente ha mejorado la estabilidad y la percepción del escenario de los negocios y, además, ofrece grandes oportunidades de inversión por las dimensiones de su mercado y su poder adquisitivo. La reducción de los costes de la energía, las reformas estructurales, la paridad del euro/dólar y las políticas que fomentan el crecimiento (el Quantitative Easing, QE)  favorecen su competitividad”, asegura Llorenç López Carrascosa, CEO de EY.

La confianza de los inversores en el Viejo Continente ya se tradujo el año pasado en un aumento tanto de los proyectos (4.341, un 10% más) como del empleo (se crearon 185.583 puestos, frente a los 166.283 de 2013). De hecho, Europa –excluyendo Rusia- recibió un 36% más de inversión extranjera directa hasta situarse en los 305.000 millones de dólares.

Reino Unido, Alemania y Francia fueron los países que más proyectos recibieron al  acaparar en 2014 el 52% de todos los realizados a nivel europeo y generar el 30% de los empleos. Las previsiones de los inversores encuestados para este estudio señalan que este año las ciudades más atractivas en Europa serán: Londres (según el 52% de los participantes, dos puntos menos), París (se mantienen en el 29%) y Berlín (28%, cuatro puntos más).

Cuándo alcanzará el crecimiento sostenible          
Los inversores están convencidos de que Europa va por buen camino. El 85% de los entrevistados asegura estar convencido de que el continente volverá a la senda del crecimiento sostenible, pero las dudas se centran en el plazo en que lo conseguirá. El estudio recoge que, tras la atonía de los últimos años, existe cierto escepticismo a la hora de afirmar con rotundidad que el punto de inflexión ha llegado.

Sólo un 54% de los encuestados cree que el crecimiento volverá a ser sostenible en menos de cinco años, ya que existe cierta cautela ante la lentitud del ritmo de crecimiento, los acontecimientos geopolíticos producidos en territorio europeo y las elecciones que se celebrarán en varios países durante este año.

Precisamente, los inversores extranjeros señalan que la burocracia (20%) y el crecimiento lento de la economía (17%) son las grandes amenazas del atractivo inversor de Europa, seguidas de la falta de gobernanza en la UE (13%), los conflictos geopolíticos en las fronteras de Europa (11%) y la elevada deuda pública (10%).

A esto se suma, además, que un tercio de los encuestados (33%) dijo en esta ocasión que Europa debe mejorar su competitividad a través de reformas económicas, mientras que el año pasado la mayoría de los inversores entrevistados aseguraba que el continente necesitaba revisar la investigación y la educación.

Norteamérica supera a China en atractivo   
El desafío de Europa ya no se focaliza en Asia. A diferencia de años anteriores, Norteamérica supera a China como el segundo destino más interesante para invertir en este ejercicio después de Europa Occidental. El 39% de los encuestados destacó el potencial que ofrece Norteamérica gracias a la contribución que están haciendo los bajos precios de la energía al crecimiento de su economía.

Por su parte, China, que fue considerada la zona más atractiva en 2012 y 2013, pierde adeptos. La última encuesta EY Attractiveness Survey sitúa al país asiático en 2015 un punto por debajo de Norteamérica, ya que, según recoge el informe “se prevé un reequilibrio de su economía después de haber elevado de media un 14% los sueldos al año entre 2009 y 2013 provocando una caída en el atractivo de sus costes laborales”.

 

Sobre el informe European Attractivess Survey

El estudio de Ernst & Young European Attractiveness Survey 2015 está basado en una doble metodología que refleja:

En primer lugar, el atractivo “real” de Europa para los inversores extranjeros, considerando el número de proyectos FDI (Foreign Direct Investment) en Europa, y nuevos empleos. Quedan excluidas en el cómputo la cartera de inversiones y las operaciones de fusiones y adquisiciones con el fin de mostrar la realidad a través de las empresas extranjeras que tienen como fin fabricar productos u ofrecer servicios en el continente.

Y en segundo lugar, el atractivo “percibido” por los inversores europeos y sus países competidores como lugares atractivos para invertir. Se entiende el atractivo como una combinación de imagen, confianza y percepción de un país, así como la capacidad de una determinada área geográfica para proporcionar las mejores ventajas competitivas para la inversión extranjera. La investigación ha sido conducida por CSA Institute durante enero y febrero de 2015 y en ella han participado 808 ejecutivos internacionales.

 ey 1

 

ey2  ey3

 

 

 

(323 Posts)