Artesanía y Upcycling se unen en el diseño de las nuevas sandalias de MANGO

  • Este modelo de calzado, diseñado para mujeres, hombres y niños y de venta exlusiva online, ha sido elaborado en Menorca a partir de serraje y neumáticos reciclados en colaboración con la firma de artesanos Castell.
  • Hace unas semanas la marca lanzaba su primera colección cápsula basada en la economía circular compuesta por fibras recicladas de las prendas recogidas a través del proyecto Second Chances.

#Mangotogether

BARCELONA, 25 DE JUNIO DE 2020

El último proyecto de Mango en materia de sostenibilidad es un nuevo modelo de sandalias diseñado y producido de forma artesanal a partir de material reciclado. La firma ha desarrollado este calzado de venta exclusiva online en colaboración con Castell, la estirpe menorquina de artesanos conocida por la fabricación de alpargatas y zapatos tradicionales de la isla.

Elaboradas a partir de piel de serraje y de neumáticos reciclados, evitando así la contaminación derivada de su quema, esta propuesta estival ha sido confeccionada a mano en Menorca, enfatizando el espíritu mediterráneo y el sentimiento de comunidad que ambas marcas comparten. Su particular corte, cosido y montaje hacen que cada sandalia se convierta en un calzado único que ofrece una nueva oportunidad a un material ya existente.

La reutilización de prendas o materiales para darles una nueva vida es una de las iniciativas que Mango ha puesto en marcha en su compromiso con el medio ambiente y la mejora de la cadena de suministro en la industria. El pasado mes de abril la marca lanzó la primera colección cápsula basada en la economía circular, compuesta por fibras recicladas obtenidas a partir de más de 32 toneladas de ropa recogidas en tiendas mediante el proyecto Second Chances.

La reciente campaña “Life in Bloom”, con la que Mango lanzaba un mensaje de optimismo al mundo para devolver el tono de entusiasmo al contexto actual, contribuía también a este cometido global con una selección de prendas para mujer 100% sostenibles. Todos estos diseños, calificados como “Committed”, forman parte de la colección permanente de Mango con la que la firma espera aumentar hasta el 50% del uso de poliéster reciclado en el 2025 y lograr que de cara al 2030 el 100% de las fibras celulósicas utilizadas sean de origen controlado.

 

Mango nació en 1984 y, a día de hoy, es uno de los principales grupos de moda del mundo. Con origen y sede central en Barcelona y una plantilla de alrededor de 15.000 empleados, dispone de una extensa red de 803.000 m2 en más de 110 países. Desde su Centro de Diseño “El Hangar” en Palau-solità i Plegamans se diseñan cada año más de 18.000 prendas y accesorios acordes a las tendencias de la temporada. La compañía cerró 2019 con unas ventas de 2.374 millones de euros. Más información en www.mango.com

 

 

 

(335 Posts)